Bocas del Toro, Panamá...

28 de mayo de 2008 desde Gualaca


En Costa Rica y Panamá la época de lluvias no es un eufemismo, llueve y llueve mucho..., por lo que a nosotros respecta tocamos a remojón diario. En estos momentos nos encontramos en Gualaca, un pueblecito situado en la ladera pacífica de la cordillera que divide a Panamá en el que no teníamos especial interés en quedarnos, pero después de 4 horas de lluvia sobre nuestras espaldas nos han obligado a quedarnos esta noche aquí, al igual que ayer nos tuvimos que quedar en medio de la sierra después de pasar un día de perros subiendo la cordillera intentando en un día cruzar Panamá de costa a costa y no precisamente por el canal. Al poco de empezar nuestra etapa comenzó a llover y no ha parado hasta ahora, dos días después..., yo creo que no he visto llover tanto en mi vida y lo peor de todo es que creo que no he estado bajo la lluvia tanto tiempo seguido. En fin por que respecta a nosotros estamos bien, la lluvia no ha hecho mella en nuestro ánimo, no ocurre lo mismo con nuestras ropas que están mojadas y apestan un poquito, el tufillo a humedad se mezcla con el pestazo a sudor convirtiéndonos literalmente en mofetas con ruedas, a ver si para de llover de una puñetera vez y podemos lavar y secar nuestras ropas de una vez, ya no nos queda nada limpio, bueno sí la ropa de invierno que teníamos pensado ponernos en el altiplano boliviano, pero claro, el calorcito panameño hace impensable acoplarse un forro polar y un jersey de cuello vuelto... Ya os comenté en el post anterior que ya hemos superado la marca de los 2000km, pero con las prisas en el internet se me olvidó colgar la foto correspondiente, así que la cuelgo ahorita para dejar constancia del logro. Desde la última vez que escribimos, hemos cruzado a Panamá, nos hemos ido a las islas paradisiacas del archipiélago de Bocas del Toro y estamos en el camino de cruzar al Pacífico de nuevo para tomar otra vez la Panamericana que nos lleve a la ciudad de Panamá. Nuestra idea como os dije era cruzar la cordillera en una sola etapa, pero este diluvio constante arruinó nuestros planes al igual que el de algunos viajeros que se han quedado atrapados sin poder pasar debido a derrumbes en la carretera, afortunadamente para nosotros, estos derrumbes ocurrieron después de que pasáramos.


navegando a Bocas del Toro



Bocas del Toro es un lugar de una belleza espectacular con playas paradisiacas con palmeras tumbadas sobre la arena y cientos de estrellas de mar desperdigadas por sus aguas cristalinas y poco profundas, para llegar no hay más remedio que hacerlo en lancha o en ferry que sale de Almirante una vez al día. En Bocas se da el contraste de una parte de las islas muy turística y llena de hoteles, bares y restaurantes, así como otras completamente aisladas y poblados de pescadores de origen garífuna, descendientes de los esclavos que trajeron a esta parte del Caribe desde Jamaica, que tienen lengua y cultura propia. Después de unos días en las islas, de nuevo a la carretera, el lunes volvimos a tierra firme y nos dirigimos hasta Chiriquí Grande, donde de nuevo nos volvimos a hospedar con los Bomberos, los Bomberos son muy buena onda y siempre que les pedimos un lugarcito para quedarnos nos han ayudado mucho, esta vez en el cuartel de Chiriquí Grande nos dieron un lugar para dormir en su dormitorio ya que el tiempo andaba bien revuelto y no paraba de llover, de nuevo y como siempre debemos agradecer con todo nuestro corazón la ayuda que nos prestaron en ese cuartel. Al día siguiente a subir la sierra, ¡vaya hueva!!!!, después de muchos kilómetros sin montañas de nuevo toca enfrentarse a las enormes cordilleras americanas..., en esta ocasión en Panamá la montaña depara bonitas sorpresas, entre la espesa selva, pudimos ver un par de tucanes mientras pedaleábamos a tres kilómetros por hora claro, subiendo las enormes pendientes que formaron, hace millones de años, el choque de la placa Pacífica y la placa Atlántica en el istmo de Panamá. Después vino la lluvia...
Os agradezco enormemente todas las felicitaciones de cumpleaños recibidas, y por supuesto muchas gracias de corazón a todos aquellos que nos seguís desde la distancia en este, su modesto blog...

Por último pinchando aquí podréis ver la entrevista que nos realizaron en la revista CIMBRA, publicación del Colegio de Ingenieros de Obras Públicas, nos la realizaron antes de iniciar el viaje, pero se publicó en el número de Abril, ahí contamos nuestras intenciones iniciales, nuestras inquietudes, asi como nuestras motivaciones para realizar esta locura...


ana+alberto

si quieres ver en un mapa dónde andamos pincha aquí

este post lo hemos publicado con electrones 100% reciclados...

3 comentarios:

  1. Ahhh! ¡Que envidia!,yo me quiero ir con vosotros;por cierto mi màs sincera enorhabuena por los 2000 km y a la espera de felicitaros por los 3000.Cuidaros
    Lola.

    ResponderEliminar
  2. Al ver vuestras fotos nos acordamos del viaje a Bocas y lo bueno que fue a pesar de la lluvia.
    NO PARABA DE LLOVER.
    Como os deciamos, en Colombia hay contactos.
    Un saludo en la distancia, aquí no llega el olor de vuestra ropa, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Hola, como estan aventureros. soy de argentina(provincia de entre rios)los felicito y les comento que su blog nos es de mucha utilidad, pues en octubre hacemos lo propio pero en moto (yo y mi mujer) los invito a mirar nuestro blog para que conozcan nuestro proyectohttp://latinoamericanatural.blogspot.com/
    NOS INTERESARIA CONECTARNOS CON USTEDES MEDIA MSM O BIEN SKYPE
    NUESTRA DIRECCIONES SON: lamueca@live.com.ar
    o lamueca.eventos (skype)

    nos encantaria poder hacerles algunas preguntas para afianzar la organizacion d nuestro viaje.

    muchas gracias. leonardo

    ResponderEliminar

Siguenos en Instagram...

Siguenos en Instagram...